Protección contra lesiones personales – Ley PIP “Sin Culpa”

¿Qué es la ley PIP “Sin Culpa”?

La Protección de lesiones personales (PIP, por sus siglas en inglés) es una cobertura de seguro que está disponible en algunos estados de los Estados Unidos que cubre los gastos médicos y, en algunos casos, la pérdida de salarios y otros daños. PIP a veces se conoce como cobertura “sin culpa”, porque los estatutos que la promulgan son generalmente conocidos como leyes sin culpa, y PIP está diseñada para ser pagada sin tomar en cuenta la “culpabilidad”, o mejor dicho, la responsabilidad legal. En el estado de la Florida, todos los propietarios registrados de vehículos están obligados a llevar la cobertura PIP.

Judge gavel and medical tools on a cash background

Lo que necesitas saber

Para poder ser elegible para Protección de Lesiones Personales (PIP), usted debe recibir atención médica por sus lesiones dentro del periodo de 14 días después del accidente. En caso de no hacerlo puede impedir que sea elegible para los beneficios bajo la cobertura PIP.

Limitantes del seguro “Sin Culpa”

Los reembolsos del seguro “Sin Culpa” son calculados luego de cualquier deducible aplicable. Comúnmente, los siguientes puntos pueden ser cubiertos por un seguro “sin culpa”:

  • 80% de las facturas médicas en las que incurra debido al tratamiento de la lesión (incluyendo costos de prescripciones médicas)– hasta $10,000 o $2,500 por casos que no sean de emergencia
  • Gastos dentales
  • Servicios de rehabilitación
  • 60% de los pagos de salario perdidos debido a la lesión (sujeto al límite de $10,000)
  • Hasta $5,000 de indemnización por muerte
  • Reembolsos por gastos viáticos incurridos durante las visitas a su médico.

En ocasiones las compañías de seguros deciden no pagar o recortar los beneficios antes de que se agoten. El proveedor médico que ha prestado los servicios puede optar por presentar una demanda PIP contra la compañía de seguro para reclamar el pago. El seguro médico estará sujeto a penalizaciones si se determina que no tenía una razón válida para no pagar los beneficios dentro de los 30 días de haber recibido las facturas.  Si necesita cobrar pagos por beneficios PIP que no fueron pagados cuando correspondía, puede comunicarse con nuestra abogada especializada en lesiones personales para recibir una evaluación gratuita del caso al 305-265-2266 o llenando nuestro formulario de evaluación de demandas.