El riesgo de tener un accidente ocasionado por un conductor en estado de embriaguez aumenta durante la temporada festiva.

Los conductores en estado de embriaguez se encuentran entre los mayores riesgos que se les pueden presentar a los automovilistas de la Florida. Aunque no tengamos que preocuparnos por la nieve ni el hielo durante las fiestas, datos gubernamentales sugieren que la Florida tiene una de las más altas tasas de la nación en lo que se refiere a accidentes ocasionados por conductores en estado de embriaguez, y estudios indican que los accidentes ocasionados por conductores en estado de embriaguez aumentan durante la temporada festiva. Según los Centros Americanos para la Adicción (AAC, por sus siglas en inglés):

“Cuando de días festivos se trata, el periodo que comienza antes de Navidad y termina el día de Año Nuevo representa algunas de las más altas incidencias de consumo excesivo de alcohol y problemas de salud pública relacionados. En una historia patrocinada por Kaiser Permanente, el Statesman Journal escribe sobre cómo la temporada navideña, y sobre todo la semana de Navidad, crea un número de oportunidades para que se beba sin control”.

Esta temporada, exhortamos a todos a beber de manera responsable y pensar en sí mismos, sus familias y sus vecinos antes de decidir beber y sentarse detrás del volante. También exhortamos a todos a estar atentos a la hora de buscar señales que indiquen que se está conduciendo en estado de embriaguez, entre ellas:

  • Zigzaguear de lado a lado en un carril o desviarse de los carriles de tráfico
  • No mantener una velocidad constante o no mantenerse con el ritmo del tráfico
  • Frenar repentinamente, de manera errática o sin razón aparente
  • Seguir al otro vehículo demasiado cerca
  • Girar despacio o de manera extrañamente amplia
  • Pasarse señales de “Pare”, no ceder el paso y cometer otros errores obvios al conducir
  • Casi tener un accidente con otros vehículos u objetos estacionarios

Buscar indemnización económica después de un accidente con un conductor en estado de embriaguez en la Florida

Para aquellas personas que han tenido la desdicha de convertirse en víctimas de conductores en estado de embriaguez esta temporada festiva, buscar indemnización económica será un paso importante en el camino a la recuperación. Bajo la ley de la Florida, en la mayoría de los casos, presentar una reclamación  de protección por lesiones personales (PIP, por sus siglas en inglés) es el primer paso en este proceso. La protección por lesiones personales brinda seguro para cubrir gastos médicos y pérdida de ingresos como consecuencia de un accidente, independientemente de la culpabilidad, y la mayoría de los conductores tiene un límite en su póliza de $10,000.

Sin embargo, cuando un accidente ocasionado por un conductor en estado de embriaguez causa lesiones graves, $10,000 en cobertura de PIP pueden gastarse bastante rápido. Como consecuencia, las víctimas de estos accidentes deben frecuentemente recurrir a otras fuentes de indemnización económica. Ya que conducir en estado de embriaguez es sin duda una negligencia, las víctimas muchas veces tendrán derecho a presentar reclamaciones en contra de la póliza de seguro de responsabilidad por lesiones corporales (BIL, por sus siglas en inglés) de la persona que conducía en estado de embriaguez. En casos en los cuales la persona que conducía en estado de embriaguez no haya tenido seguro, la cobertura para conductores sin seguro o con seguro inadecuado (UIM, por sus siglas en inglés) puede tomar el lugar de la BIL.

Aunque el seguro de PIP cubre gastos médicos y pérdida de ingresos, presentar una reclamación de BIL o UIM permite que usted busque indemnización completa por todas las pérdidas que tuvo como consecuencia de su accidente. Entre estas se encuentran futuras cuentas médicas, pérdida de la capacidad de generar ingresos futuros, daños y perjuicios, y otras formas de daños tanto económicos como no económicos. Además, los límites de las pólizas de BIL y UIM por lo general son mucho mayores que el límite normal de PIP de $10,000.

Esperamos que ninguno de ustedes se vea obligado a lidiar con un accidente ocasionado por un conductor en estado de embriaguez. Pero, de ser así, le exhortamos a que nos llame. Podemos ayudarle a buscar indemnización justa, y podemos quitarle ese peso de encima para que usted pueda reincorporarse a su vida normal lo antes posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *