¿Podría servir una multa por conducir a exceso de velocidad o por enviar mensajes de texto para probar mi reclamación de indemnización?

¿Podría servir una multa por conducir a exceso de velocidad o por enviar mensajes de texto para probar mi reclamación de indemnización?

Si usted se lesionó en un accidente y el otro conductor recibió la multa, ¿qué significa esa multa para su recuperación económica? Esta es una pregunta común, y una que conlleva un número de conceptos erróneos.

Utilizar una multa como prueba de responsabilidad en una reclamación por un accidente automovilístico

Antes que nada, es importante entender que una exceso de velocidad o por enviar mensajes de texto no tendrá como resultado directo la indemnización económica. Aun si el otro conductor es declarado culpable, la culpabilidad podría conllevar puntos y multas para el otro conductor, y la suspensión temporal de su licencia, pero no dará lugar a que se le haga ningún pago a usted. El caso del conductor ante el tribunal de tráfico y su reclamación por lesiones personales no tienen ninguna relación; y, para hacer valer sus derechos, usted tendrá que emprender acciones legales por su cuenta.
Luego, suponiendo que el otro conductor sea declarado culpable, ¿establecerá esto la responsabilidad en su caso por lesiones personales? Muchas personas se sorprenden al conocer que la respuesta es: “No”. De hecho, a menos que el conductor se haya declarado culpable, el resultado de su caso en el tribunal de tráfico podría ni siquiera ser prueba admisible si su caso termina en los tribunales. Además, aun cuando la multa del conductor sea pertinente, será una sola prueba que sustente su reclamación de indemnización económica. Para poder probar su reclamación por daños, también será necesario presentar otros tipos de pruebas.

Otras maneras de probar que un conductor conducía a exceso de velocidad o distraído

A la hora de buscar indemnización económica por un accidente automovilístico relacionado con alguien que conducía a exceso de velocidad o distraído (más allá de su cobertura de Protección por Lesiones Personales (PIP, por sus siglas en inglés), existen tres “elementos” clave que usted debe probar:

  • El otro conductor cometió un error (ej. conducía a exceso de velocidad o enviaba mensajes de texto detrás del volante);
  • El error del otro conductor causó el accidente; y,
  • Como consecuencia del accidente, usted sufrió una lesión “significativa y permanente”.

En muchos casos, una multa por conducir a exceso de velocidad o por enviar mensajes de texto solo ayuda a establecer el primero de estos tres elementos. Aunque conducir a exceso de velocidad y conducir distraído son frecuentemente factores que juegan un papel en las colisiones vehiculares, también es posible que un accidente pueda estar relacionado con otros factores. Por lo tanto, el hecho de que el otro conductor recibiera una multa no necesariamente prueba que él o ella causó el accidente. Sin embargo, hay varias otras maneras de probar “causalidad” en estos tipos de accidentes, entre ellas:

  • Huellas de frenado en el lugar del accidente
  • La severidad y ubicación de los daños a cada vehículo
  • El testimonio de los testigos
  • Grabaciones de cámaras de tráfico o de seguridad
  • Registros de teléfonos celulares
  • Otros tipos de pruebas obtenidas mediante una investigación forense</li?

Para lograr recopilar las pruebas necesarias para presentar su caso, es importante que usted busque representación legal de inmediato. Un abogado con experiencia podrá rápidamente realizar una investigación exhaustiva y asegurar que usted tenga las pruebas necesarias para recibir la indemnización económica que merece.

Hable gratis con un abogado especializados en accidentes automovilísticos en Miami

Si usted se ha lesionado en un accidente automovilístico en el área de Miami, FL, le exhortamos a comunicarse con nosotros de inmediato para ayudarle a recibir una indemnización justa. Para hablar sin costo sobre su caso con uno de nuestros abogados especializados en lesiones personales, favor de llamar ya al (305) 265-2266 o infórmese en línea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.